El futuro es hoy

La Moda circular no es la moda del futuro

El futuro es hoy

 

La moda circular

NO es la moda del futuro

 
 
 

Por: Lina Saldarriaga. Dirección Conexarte & Climate Reality Leader

Estudié Ingeniería de Sistemas en una muy buena universidad en mi país, por sugerencia de mi papá, hace muchísimos años, aunque siempre tuve inclinación por la moda, y él, que siempre estuvo a la vanguardia en temas tecnológicos (yo no, yo recogía retazos para hacerle vestidos a mis barbies y leía libros profundos), me dijo, muy atinadamente y como era normal antes cuando los padres “orientaban-cuasi obligaban” a sus hijos a estudiar: “Esta es la carrera del futuro, te pago esa”. Y pues acepté, ¡no tenía de otra!, finalmente, yo quería prepararme en algo, fue un acierto realmente. Y sí, me gustó, me apasioné, aprendí a modelar soluciones y hoy agradezco la opción que tuve. Ahora, con el tema de la moda, nunca tuvimos esa visión de futuro. 

 

Muchos años más tarde tuve la fortuna de estudiar dirección de moda en ESDesignBarcelona, cosa que disfruté muchísimo, la moda me abrió los ojos al mundo de una manera inesperada, y oh sorpresa!! esa era también la carrera del futuro. En esa época, nunca, nunca, ni en mis años mas soñadores buscando futuros utópicos me lo hubiera imaginado, y tengo de testigos a toda mi familia.

 

pexels-photo-2043590
a5ed59bb-4668-45c1-88e0-2a660613a86a

Pero ahora, nuestra preocupación no es el futuro, es definitivamente el presente, el presente ambiental del planeta, estamos viviendo las consecuencias catastróficas de una era de contaminación producida por el afán de comprar ilimitadamente y desechar, en un planeta que tiene recursos limitados. Vienen con el tema asuntos mas éticos.

 

 ¿Dónde comprar?, ¿Cómo se produce lo que voy a llevar en mi cuerpo?, quien lo hace? de donde viene, cuanto navegó este pedazo de tela con su gran huella ambiental para llegar a este o aquel almacén? recibió un pago justo la persona que la hizo? un trato justo? es un esclavista el que me vende esta prenda? cuánto contamina su proceso de producción? a donde va a parar cuando yo ya no la quiera? en fin, surgen una cantidad de interrogantes para descifrar esa trazabilidad de cada producto que compramos, algo que no habíamos tenido que plantearnos antes, cuando el calentamiento global no estaba a la vuelta de la esquina

El desafío ahora es cómo vamos a vestirnos, pero al mismo tiempo cómo vamos a reducir la huella ambiental que estamos dejando en este camino, siendo la industria de la moda, la segunda que genera más desechos tóxicos en los ecosistemas. No tenemos otra alternativa más que despertar a esto, desde los diseñadores de moda, los grandes empresarios del sector, hasta los artesanos independientes y principalmente nosotros, como consumidores y demandantes de tendencias y estilos. En nuestras manos está, no solo reducir, sino revertir el daño ambiental y social, tomando conciencia, y no poco a poco, sino de tajo, porque no hay tiempo, el futuro es ya, el planeta lo grita, hay que hacer cambios mentales radicales en la industria de la moda ahora mismo…


Es un momento definitivo para empezar a diseñar con nuevos materiales que se regeneren, bio materiales que puedan coexistir con los humanos en armonía, sin ningún tipo de agresión. Estructuras de moda e Insumos que hace unos 20 años parecían de ciencia ficción, cobran hoy una gran relevancia en las pasarelas más importantes del mundo y aunque nos parece que eso sucede allá lejos, en París, en Tokio, nosotros, en Latinoamérica, también podemos hacerlas, alguien tiene que empezar por mostrar lo que se está creando, los productos y laboratorios. Algún evento se tiene que crear en alianza con los centros de investigación, hay que empezar a mostrar lo que podemos hacer, a probar los materiales en diseños reales, y yo te invito, desde tu emprendimiento, desde tu laboratorio casero a que empieces a hacer pruebas, a recolectar muestras, a sacar provecho de lo que otros llamarían “basura” en su desconocimiento y convertirla en prendas con un valor único, deja salir tu creatividad o busca ayuda. El upcycling, el suprareciclaje, la deconstrucción, la transformación, el reciclaje de prendas, y muchos más, que explicaré más adelante en este blog, son conceptos que hasta ahora estamos empezando a explorar. 

Es por eso que la moda circular no es la moda del futuro, es la moda del presente. Estamos viviendo una época de autoaceptación, de reconocimiento del ser, ahí podemos encontrar nuestra propia esencia y darles sentido a esas prendas que tienes en tu armario, combinarlas con otros colores que no habías considerado, seguro despertará en ti la creatividad, el amor por el planeta y cuidará también tu bolsillo.

 

.Déjame tus comentarios, ¿Qué opinas? me encantará leerlos.

3 comentarios en “La Moda circular no es la moda del futuro”

  1. Luz Amparo Latorre A.

    Está maravilloso el artículo,que bueno ponerlo en práctica. Gracias , por recordarnos cosas que aunque las sabemos no tomamos conciencia del daño que hacemos,estare pendiente de tu blog.

Los comentarios están cerrados.

Carrito de compra